El Chalo Molina busca nuevas motivaciones tras no ser convocado a Tokio: «Fue un golpe duro, pero hay que levantarse»

A una semana de recibir una de las peores noticias deportivas del último tiempo, Gonzalo Molina rompió el silencio y habló sobre el duro golpe que fue no haber sido convocado a los Juegos Olímpicos de Tokio a pesar de haber luchado hasta el final. Además, el Chalo aseguró que en el horizonte no muy lejano hay nuevos objetivos que servirán para levantarse.

“Fue un golpe muy duro, así es en el deporte y en la vida. Se gana y se pierde. Sin embargo, con el correr de los días, fui levantando la cabeza. No es que no sea difícil, pero lamentablemente es la realidad y hay que aceptarla y seguir adelante”, dijo el rider rawsino siete días después de que Ignacio Kaul, coach de la selección argentina de BMX, designara al riojano Exequiel Torres.

Los últimos días de Molina fueron complejos, por ese sabor amargo de haberlo dejado todo hasta el final y no poder repetir la participación olímpica que tuvo en Río 2016. “Había empezado a trabajar con un psicólogo antes de competir en la Copa del Mundo de Colombia (tuvo una performance regular) y le dije que a pesar de las posibilidades que había de no ir a Tokio y fuera cual fuera la decisión, iba a seguir trabajando para buscar nuevos objetivos”, expresó.

Y precisamente esas metas son las que pusieron al Chalo nuevamente de pie y, luego de unos días, volvió a entrenar en San Juan con la mira puesta en el próximo Mundial de BMX que se disputará en Papendal, Holanda, semanas después de la cita olímpica. Al respecto, afirmó que “esa competencia será mi revancha y es una gran motivación, teniendo en cuenta también que antes cuando competí nunca tuve buenos resultados en elite”.

Pero no será lo único que quede en la agenda para el sanjuanino en este 2021 que por momentos le dio la espalda, porque también dirá presente en el  Panamericano de BMX y también en dos fechas de Copa del Mundo en Turquía. “Esperemos que podamos seguir contando con el apoyo necesario porque son competencias muy importantes y hay que seguir sumando y manteniendo el nivel internacional”, señaló.

El rider tiene 26 años y, a pesar de quedar afuera de Tokio, aún tiene edad para aspirar a clasificar a París 2024. Esa posibilidad está en sus manos y no quiere desaprovecharla. “Espero seguir estando en buen en nivel, porque actualmente varios competidores que son candidatos están cerca de los 30 años. Yo voy a tener esa edad para esa fecha, pero todo va a depender de cómo siga mi rendimiento físico y mi vida, pero por edad voy a seguir teniendo chances de clasificar”, sostuvo.

Por último y al ser consultado sobre si tuvo algún contacto con el rider designado, el Chalo contó que “no pude hablar con Exequiel (Torres) porque quería evitar todo contacto relacionado a Juegos Olímpicos, pero obviamente vamos a charlar y le voy a desear lo mejor, porque mas allá de que yo no sea el representante, él va a competir por todo un país y quiero que le vaya bien”.

Con la cabeza en alto después de un fuerte golpe anímico por no repetir su participación olímpica, Molina confía en que el camino para volver al éxito es su esfuerzo en cada entrenamiento y las nuevas motivaciones que tendrá a corto y largo plazo para poder volver al nivel esperado.

Related posts