Schooling, el nombre que venció a Phelps

Michael Phelps demostró finalmente que es humano y se tuvo que conformar el viernes con la medalla de plata en los 100 metros estilo mariposa, mientras que Katie Ledecky dejó en claro que está lista para asumir su papel como la figura más dominante de la natación al ganar en forma aplastante su cuarta medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río con un récord mundial en los 800 libre.

Phelps, que buscaba su quinta presea dorada, tomó la delantera pero falló en el momento decisivo, cuando normalmente liquida a sus rivales. No tuvo resto y fue pasado por Joseph Schooling, de Singapur. El estadounidense terminó compartiendo la presea de plata con otros dos nadadores que registraron el mismo tiempo, el húngaro Laszlo Cseh y el sudafricano Chad le Clos. Schooling cronometró 50.39 y sus tres escoltas 51.14.

Phelps había ganado sus cuatro pruebas previas, en los 200 mariposa, 200 combinado y los relevos de 4×100 y 4×200 libre. En total suma 27 medallas olímpicas, incluidas 22 de oro, cifras que difícilmente alguien pueda igualar. Y el sábado podría sumar otra con un relevo.

LA MUJER MARAVILLA

ledecky

La también estadounidense Ledecky, otra con un programa agotador, tuvo todo el resto que le faltó a Phelps. Tomó la punta tempranamente y no la soltó. De hecho, fue aumentando su ventaja con cada vuelta y terminó ganando por casi media piscina, en 8.04.79. Mejoró en casi dos segundos el registro mundial de 8.06.68 que ella misma había fijado en enero.

Fue su quinta medalla de la justa y cuarta de oro. Previamente había ganado los 200 y 400 libre y el relevo de 4×200 libre. Además conquistó plata con el relevo de 4×100 libre.

La jornada deparó una segunda sorpresa cuando la estadounidense Maya DiRado, de raíces argentinas, conquistó los 200 espalda, dejando a la «Dama de Hierro» Katinka Hosszu con las ganas de colgarse una cuarta presea dorada.

DiRado rebasó a la húngara en la última brazada prácticamente y ganó en 2.05.99. Hosszu se quedó con la plata en 2.06.06 y la canadiense Hillary Caldwell se llevó el bronce.

La cuarta presea dorada de la penúltima jornada de la natación fue para el estadounidense Anthony Ervin en los 50 libre.

Ervin hizo un tiempo de 21.40 y superó por una centésima al francés Florent Manaudou, que se tuvo que conformar con la plata. El bronce fue para el norteamericano Nathan Adrian.

Fuente: Rio2016.com.es

Related posts