Los atletas que más medallas cosecharon en los Juegos Olímpicos

A lo largo de los años, las páginas doradas de los Juegos Olímpicos fueron escritas por atletas de enorme calibre, pero solamente un puñado de ellos pueden decir que integran el listado de los máximos ganadores de medallas de todos los tiempos. A continuación, un breve repaso de los cinco máximos medallistas de la historia de los Juegos Olímpicos.

Michael Phelps, el dueño absoluto de las medallas en los Juegos Olímpicos

Si de ganar medallas se trata, el exnadador Michael Phelps sin dudas sabe algo. El oriundo de Baltimore es el atleta más condecorado de toda la historia con 28 medallas ganadas entre 2004 y 2016.

Como si esa cifra fuera poco, 23 de ellas fueron doradas, otro record. Y, en adición a esto, en Beijing 2008 se convirtió en el atleta más condecorado en una sola cita olímpica con ocho medallas (cinco de ellas, doradas).

Larisa Latynina
Larisa Latynina, la gimnasta soviética más condecorada de la historia de los Juegos Olímpicos

Antes de Phelps, existió Larisa Latynina, quien entre 1956 y 1964 logró ganar 18 medallas olímpicas, algo que le valió el título de la atleta más condecorada de la historia hasta ser sobrepasada por el nadador estadounidense en 2012.

Con nueve preseas doradas, la nacida en Ucrania dominó la gimnasia artística en su época y es, además, la mujer con la mayor cantidad de medallas de la historia, con seis más que la alemana Birgit Fischer (canotaje).

Paavo Nurmi
Paavo Nurmi, el «finlandés volador» de los Juegos Olímpicos

Especializado en las pruebas de atletismo de media y larga distancia, el finlandés Paavo Nurmi dominó la disciplina entre 1920 y 1928, quedándose con doce medallas en total.

En los doce eventos olímpicos de los que participó, el finlandés estableció marcas mundiales en pruebas de todo tipo, desdelos 1500 metros hasta los 20 kilómetros, además de quedarse con nueve medallas de oro.

Mark Spitz
Mark Spitz, el dueño de la natación en los Juegos Olímpicos antes de Phelps

Con once medallas olímpicas, el exnadador estadounidense Mark Spitz fue el dueño absoluto de las piletas entre 1968 y 1972, al punto tal de que, hasta Phelps, fue el atleta con la mayor cantidad de medallas ganadas en un solo juego olímpico, con siete.

Inducido al Salón de la Fama de la natación en 1977, Spitz se retiró con nueve doradas, una plateada y una de bronce.

Carl Lewis
Carl Lewis, otro recordman para Estados Unidos en los Juegos Olímpicos

El estadounidense Carl Lewis ganó, entre 1984 y 1996, diez medallas olímpicas, siendo nueve de ellas doradas. Además, es uno de los tres atletas olímpicos de todos los tiempos en ganar una medalla dorada en el mismo evento individual en cuatro citas olímpicas consecutivas.

Quizás uno de los momentos por los que Lewis es más recordado es por la polémica final de los 100 metros llanos en Seúl 1988. Aquella vez, el ganador del evento fue Ben Johnson y Lewis salió segundo, pero un positivo en un control antidóping de parte del vencedor derivó en que a Lewis le otorguen la medalla dorada.

Fuente: TyC Sports.

Related posts