Los Del Carril, deportistas por herencia

En varias familias sanjuaninas se transmite la pasión por el deporte de generación en generación, tal es el caso de los Persia en el automovilismo, los Sabattini en el motociclismo, los Sánchez y Armoa en el vóley, los Vargas en natación, los Maldonado en vela, por nombrar algunos. El apellido Del Carril también heredó esa pasión, que comenzó hace dos generaciones, cuando Luis Ernesto Del Carril y Estela Guillermina Aubone empezaron a practicar algunas disciplinas.

Luis Ernesto y Estela son los padres de Cecilia (ex jugadora de Las Leonas) y Marcelo (reconocido endurista de la provincia). Tienen otro hijo varón, Guillermo, que realizó deportes pero no en forma profesional. A su vez son los abuelos paternos de Victoria, integrante de Las Leoncitas y uno de los proyectos más importantes de hockey sobre césped en el staff de Alto Rendimiento.

Luis Ernesto Del Carril jugó al rugby en sus épocas de juventud, aunque no lo hizo profesionalmente. Su esposa Estela Aubone fue la gran propulsora de que la familia haga deporte, ya que practicó atletismo, consagrándose campeona cuyana en salto en largo y alto. Además jugó al tenis y pádel, donde también ganó certámenes provinciales y nacionales. “Desde chiquita me gustaron los deportes. Practiqué atletismo, vóley donde en la escuela fui capitana de las competencias escolares, jugué tenis en el San Juan Lawn Tenis y pádel. El deporte es salud, me divertí mucho e hice muchos amigos. Lo mismo le traté de inculcar a mis hijos y nietos; se crían sanos, lejos de los peligros y los vicios que hay hoy en el mundo. Amo el deporte”, contó Estela.

El caso más conocido del clan Del Carril es Cecilia, quien jugó muchos años al hockey sobre césped en la Universidad Nacional de San Juan, luego integró el plantel de Las Leoncitas y posteriormente el de Las Leonas, además de competir un tiempo en Europa.

Por otro lado Marcelo es un motociclista de la provincia de la modalidad enduro y motocross, que ganó algunas competencias locales y participó en el Campeonato Argentino de Enduro. “Hay un gen dando vuelta desde mi mamá; mi papá también compitió pero mi madre es quien siempre nos inculcó el deporte, por suerte le hicimos caso. Ella siempre fue muy competitiva y ganadora, lideró todos los equipos que integró”, manifestó Marcelo.

Guillermo, su otro hermano, jugó al rugby y hockey sobre césped. No lo hizo profesionalmente, pero incentivó a sus hijos a seguir la pasión por el deporte. “Siempre acompañé a mis hijos en el deporte y les inculqué que el deporte es importante para ser mejores personas. Trato de acompañar a mis hijos en todas sus actividades deportivas, apoyo un montón a mis hijos Victoria y Juan Ignacio”, señaló Guillermo.

Victoria y Juan Ignacio son hijos de Guillermo. “Vicky” vivió toda la época dorada de su tía Cecilia y heredó la pasión por el hockey sobre césped, tal es así que desde los seis años juega en la Universidad Nacional de San Juan y ahora fue citada a la selección nacional femenina Sub 21 “Las Leoncitas”. Por último Ignacio juega al rugby, como lo hicieron su papá y abuelo.

Fuente: Sisanjuan.

Related posts