Gonzalo Narváez, de debutar en San Martín con 15 años a romper redes en Pocito

Tenía solamente 15 años cuando Quique Hrabina señaló el banco y lo llamó. Pese a su corta edad, no le temblaron las piernas. Enfrente estaba Aldosivi de Mar del Plata, con ‘Tomatito’ Pena entre sus figuras. Ese fue su debut oficial en la Primera de San Martín, en un partido de la B Nacional, en Concepción.

Pese al paso del tiempo, Gonzalo Narváez recuerda su paso por San Martín con mucho cariño. «Hice pretemporada en Chile. En total jugué diez partidos de titular y en cinco fui al banco», recordó. Delantero de área, nueve neto, goleador empedernido.

Apasionado por el fútbol, arrancó siendo muy pequeño. Tenía 5 años cuando comenzó a despuntar el vicio en le una escuelita que se llamaba Marticorena, dirigida por su padrino Pedro Ossandon. No tardó mucho en darse cuenta que era lo que quería hacer toda su vida. Ya a los 12 pasó Juventud Unida de Pocito para finalmente recalar en el Verdinegro.

Luego la vida lo llevó por Colón Junior, Trinidad, Alianza, Del Bono, 9 de julio y Desamparados donde se cansó de cosechar títulos. También jugó en Güemes de Santiago del Estero, donde logró el ascenso al Federal A en 2015. Actualmente, y desde hace tres años, rompe redes en Atenas.

El conjunto de La Rinconada lo tiene como uno de los artilleros y Narváez se desvive por devolverle a los hinchas el amor que le tienen. Y lo hace con goles. En este torneo ya lleva tres tantos convertidos.

Extrañamente, no se considera hincha de ningún equipo pero tiene «sentimientos especiales» por cada uno de los clubes en los que le tocó jugar. «De todas formas, si tengo que elegir, me quedo con Atenas por las cosas que gané y por el cariño que me brindan», dijo en diálogo con La Excusa Deportiva.

En cuanto a un referente, siempre le gustó Luis Suárez. «El uruguayo por cómo se desempeña en el mismo puesto que me toca jugar», confesó.

Y con 30 años, Gonzalo sabe que todavía tiene por delante muchos sueños por cumplir con la redonda. «Siempre tenés que soñar y trabajar para que esos sueños se cumplan. Me gustaría ganar otro título con Atenas, que me abrió sus puertas nuevamente», expresó para alegría de los hinchas pocitanos.

Related posts