El sanjuanino ‘Pac Man’ Fernández, en EEUU: «Acá el boxeo es más agresivo»

Desde hace 10 días Exequiel Fernández vive el sueño americano. Instalado en Boston, en compañía de otros chicos que cruzaron las fronteras para respirar el mejor boxeo del mundo, el deportista chimbero ya disfruta de su nueva experiencia en Estados Unidos. Cuenta que entrena todos los días, que habla mucho con su nuevo entrenador, Alexander Sepúlveda, y que espera con ansias su próxima pelea, que podría darse en mayo.

«La verdad es una experiencia muy linda que hay que aprovecharlo al cien por ciento. Todos los entrenamientos los hago con muchas ganas, tratando de hacerlo de la mejor manera. Estar cerca del primer nivel es una motivación extra y dan muchas más ganas de entrenar y darlo todo», señaló el boxeador de 30 años a Tiempo de San Juan. 

Fernández contó que en Boston está viviendo días de mucho frío, pero que pasa la mayor parte del tiempo en el interior del gimnasio «Private Jewels Fitness». Allí comparte horas con otro argentino, Ignacio Perrín. «Los entrenamientos se hacen llevadero, yo vengo con una base del Mocoroa. Estoy guanteando mucho con los chicos de acá, también con un pibe de Puerto Rico. La idea es ponerme a punto para ya subirme al ring», apuntó. 

Todavía no hay una fecha definida ni tampoco el rival de su próximo combate, pero todo está dado para que sea en mayo. El sanjuanino, que tiene un récord de 28 triunfos, un empate y cuatro derrotas, desde marzo del 2020 que no pelea. «Esto es una experiencia linda y nueva. Acá el boxeo es de largar más cantidad de manos, es más agresivo. Así que me estoy acomodando a esto, al primer nivel. Debo seguir entrenando a full para mi próximo desafío. Por ahora hay que trabajar duro, cuando yo esté diez puntos habrá una fecha segura para subir al ring», agregó. 

La idea de pegar el salto al boxeo estadounidense surgió de su último combate, en marzo del 2020, cuando perdió por puntos ante Henry Lundi en Filadelfia. Allí lo vio el promotor Alexander Sepúlveda, quien quedó maravillado con su boxeo y decidió, meses después, tentarlo para dar el gran salto. Y no dudó en aceptar, porque además del crecimiento deportivo, con esta chance busca también una estabilidad económica.

Fuente: Tiempo de San Juan

Related posts