…y pegue, Tano, pegue!

-Fecha FIFA. A quien carajo le importa la fecha FIFA, me querés decir?

Los dedos mugrientos del tano Varlese (también conocido como Don Antonio, o Antonio sólo, así, a secas), refriegan los tomates seleccionados para darles brillo.

-No te voy a negar que el viernes, abrí un cachito más tarde porque me enganché viendo el partido de Argentina. Pero que el Pirata haya tenido que jugar un amistoso con Unión La Calera, que ni siquiera fue transmitido, porque, por ejemplo, jugaban Senegal contra Uzbekistán, es una cosa de locos!

Echa los cinco tomates sobre la balanza electrónica. Los 960 gramos no alcanzan el kilo que le pedí, y vuelve al cajón de los tomates.

-Sabés qué pasa Sanjua? Yo saqué el abono para todo el campeonato, porque me gusta ir a la cancha. Me gusta verlos de cerca a los jugadores. Me gusta tener miles de camisetas celestes alrededor mío. Abrazarme con un tipo cualquiera, un desconocido, pero que siente la misma emoción que yo cuando el Pirata hace un gol!

Con el sexto tomate, la báscula acusa 1.130 grs. Ni siquiera amaga con seleccionar el tomate más chico, para retirarlo y acercarse un poco más a lo que le había pedido. Ahora sí, presiona con fuerza los botones digitales de la balanza hasta indicar los 25 mangos que sale el kilo de tomates. No protesto por el excedente, y el Tano zampa los tomates dentro de una bolsa camiseta blanca, de esas que solo sirven para tirar los papeles del baño.

-Me gusta putear a los rivales, al árbitro, y a mis jugadores también. Y en casa a eso no lo puedo hacer, porque la Norita no me deja!

-Sí Tano, pero había partidos buenos también! El de Perú con los croatas era para ver. El de Colombia debe haber sido un partidazo. Alemania – España, es partido de final de la Copa del Mundo!

-Dejate de joder Sanjua! Mirá si en la final del mundial van a jugar tan livianitos! No ponen la pierna en estos partidos, porque ninguno se quiere romper. Tampoco se la juegan a meter, porque si los rajan, se pueden comer una suspensión, o peor aún, capaz que se quedan afuera de una convocatoria. Qué más?

-Qué tal están las peras?

-Un manjar! Para comer con cuchara!

Envueltas en ese papel, no se muestran, y decido confiar.

-Dame un kilo

El Turco insiste, mientras desnuda las peras.

-Ahora es otra cosa. Mirá Argentina. Messi no juega porque tiene una sobrecarga. De-ja-te-de-jo-der! Te parece que el Diego se iba a bajar de un partido con Italia porque tiene cansado los músculos?!?!

Se vuelve para mostrarme la cara de incrédulo. A continuación, mientras encaja la cabeza entre los hombros y cerrando los ojos al ritmo de un suspiro profundo, me suelta:

-Ahora los jugadores no se la juegan más por la Selección.

Vuelve al cajón de peras.

-Las figuras del partido fueron el arquero y Lanzini! Lanzini!!! Eso te dice los huevos que les pusieron los titulares! Les chupa un huevo este tipo de partidos a los jugadores!

Sonamos! Se emocionó!

-Vos te pensás que Kempes se iba a bajar de un partido de la Selección por una saturación muscular? Ni se había inventado esa mariconeada! Que el Vasco Olarticoechea, Perfumo, Luque, Ruggeri se iban a perder un partido de la Selección porque necesitaban descansar? Por Dios!!!

Suelta las peras para enumerar exaltado:

-Messi con nana. Agüero con nana. Di María con nana… Higuaín juega porque quiere taparnos la boca a todos los que no lo podemos ni ver en la Selección, pero sino, también estaría con nanas!

Con fastidio coloca las peras en la balanza: 920 grs. Gira para buscar una más.

Detrás mío, una voz femenina y con bastante experiencia (es la de Doña Elvira?) lo interrumpe:

-Uhhh! Ahora es verdulero y Director Técnico también! Antonio, ninguno de esos que nombró, no le llegan ni a los talones al Messi! Deje de hablar zonzeras y métale pata, que se me hace tarde para hacer la comida!

Al Tano no le hace falta asomarse por detrás de mí para saber quién opinó. Acusa el golpe, pero no es de los que está dispuesto a ofrecer la otra mejilla. Como escondiéndose detrás mío, sin mirar a su interlocutor, suelta con la voz más alta que baja:

-Uh! Se levantan a las 11 de la mañana, y me quieren echar la culpa a mí porque no tienen la comida a tiempo! Por Dios! Qué hice para tener estas clientas!

El Tano suma una nueva pera, hasta alcanzar los 1050 gramos. Vuelve a esforzarse para digitar el valor del kilo en la balanza. La misma voz lo increpa:

-35 pesos el kilo de pera!?!? Ya aumentó de vuelta?

-Y sí Elvira! Si la última vez que me vino a comprar fue para las fiestas! En 3 meses, claro que aumentó!

Vuelve sobre mí…

-Qué más?

-Nada Tano. Dejá. Si no, Elvira también se va a enojar conmigo.

-Más vale! Si hace dos horas que están hablando de fútbol, y no compraste más que un kilo de tomate y uno de pera! Encima para escucharlo a este viejo odioso hablar mal de Messi.

Tampoco Elvira suelta tan fácil la otra mejilla.

-Lo que faltaba! Hincha de Taieres, y ahora también admiradora de Messi!!! Te das cuenta Sanjua, cómo Diosito organiza la selección natural de las personas? A los que llevamos el fulbo en la sangre, los de Belgrano, nos gusta el fulbo local, y elegimos ídolos que nos representan. A los que no saben nada de fulbo, son hinchas de las estadísticas, idolatran tipos que ni siquiera han comido un asado, los hace hinchas de Taieres.

Elvira, a punto de refutar, es primereada por Ernestito, quien también está en la cola esperando su turno.

-Eh! Yo soy hincha de Belgrano, pero lo banco a muerte a Messi! Es el mejor jugador de la historia del fútbol mundial!

Al Tano, que suele moverse como pez en el agua en este tipo de discusiones, le rompió un poco las pelotas la intervención del pendejo.

-Qué sabrás vos, pibe? Si has visto más partidos en la play que de verdad! Voy a hablar con tu viejo para que no te deje más ser hincha de Belgrano!

Ernestito, a quien el diminutivo ya no le hace juego con los cardos de las piernas, intenta un contragolpe de dudoso éxito:

-Y si en la play, juegan más o menos como en la realidad! Porque los estudian a los jugadores! Y podés ver cómo juegan los mejores jugadores del mundo! Están Messi, Ronaldo, Neymar, Mohamed Sala, Bale, Griezmann, Suárez, Dembelé… Todos! Todos los mejores del mundo!

El Tano no sabe si lo están jodiendo. Le habla a él, pero me mira a mí

-Sí Ernestito, seguro que es así! Ahora, me gustaría que los trajeras a todos esos a jugar un par de partiditos en el ascenso de acá, para ver cuánto duran! Pero no, dejá. Vos sabés un montón más de fútbol, porque jugás mucho a la play!

Para qué! El Tano no había reparado en que Ernestito no había ido solo, sino acompañado por la tía, que estaba más buena que las peras que me había prometido! La tía, que cazó de una la ironía del Tano, saltó en defensa de su sobrino:

-Y también mira muchos partidos. Todo el fin de semana se lo pasa viendo partidos.

Hasta ahí venía bien. Después, la cagó:

-Del Barcelona, del Real Madrid, del equipo ese en el que está Guardiola, que antes había sido técnico de Messi…

Ernestito apuntala:

-El Manchester City!

La tía asiente, y continúa enumerando…

-Los partidos de Neymar. El del Cholo Simeone…

El Tano, como rara vez, se queda sin palabras. Con la mirada me busca, procurando complicidad. Yo no tengo ganas de discutir…

Doña Elvira, aporta

-Pero no le hablés más! Si el viejo este ni sabe de lo que le estás hablando! Él conoce a Belgrano nada más!

El tano no se la banca. Esboza una defensa, pero la misma se pierde entre los argumentos de Ernestito, Doña Elvira, la tía, y a este punto, ya no sé cuántos más estaban opinando.

Aturdido, aburrido, hastiado, me quiero ir. En el medio del quilombo general, le grito al Tano, fuerte, para que me escuche, mientras levanto las dos bolsitas:

-Tano, anotámelo.

Sin esperar respuesta, me voy.

Ya en casa, me dispongo a lavar las peras, para meterlas en la heladera. Pobre el Tano. Se la tuvo que agarrar con todos. Igual, que se joda por gil. Para qué se pone a defender con tanto ímpetu esa causa? Cómo aseverar si tal o cual, es mejor o peor que el otro? El fútbol cambió! Claro que cambió! Y el modo de vivirlo de los jugadores, también. Y de los hinchas, ni hablar! Entonces que se jorobe por no adecuarse a este nuevo tiempo. Pobre tipo si no es capaz de disfrutar del fútbol de Messi, la efectividad de Ronaldo, los firuletes de Neymar! Después de todo, Ernestito no estaba tan errado. Acá no se ven las destrezas de los jugadores de allá. Por mal que nos pese. Y allá son marcados por defensas que también son los mejores del mundo. Sino, cómo se explican todos los millones que valen los Thiago Silva, los Godín, los Piqué, etc. Me recuesto sobre el sillón, y enciendo la tele. Engancho uno de estos programas del mediodía, que están pasando un resumen de los partidos de la fecha FIFA. Ernestito saca una leve ventaja, cuando pasan el gol de Müller contra España. El gol de Lanzini, estira la ventaja. El partido que Colombia le da vuelta a Francia, pone nuevamente en carrera al Tano. El triunfo de Perú, contra el mediocampo famoso de Croacia, los acerca a un empate. Cuando repasás la formación de Perú, casi todos militan en clubes de Europa. Otra vez se despega Ernestito. Lo mismo con los triunfos de Uruguay y Brasil, la goleada de Holanda sobre Portugal. En una carrera imaginaria, la ventaja que le sacó Ernesto al

Tano es indescontable. Ya está. Por mucho que nos pese, se debería decretar ganador a Ernestito. Y a todos los defensores del fútbol de la play.

Pero no. Como si fuese Jorge Locomotora Castro, en su pelea contra John David Jackson, donde la tenía totalmente perdida, El Tano mete una mano invisible. Un mazazo para el mentón de Ernestito. Un mazazo enguantado justamente en nuestro fútbol de ascenso! Un mazazo que no solo tumba a Ernestito, sino que en su paso arrollador, arrastra a la tía, a Doña Elvira, y a cualquier otro defensor del fútbol europeo que se quisiera interponer. Un mazazo firmado por un tal Minadevino (ni debe figurar en la play!), pero perfectamente secundado por un ignoto Gustavo Turraca, a los 30’ del primer tiempo del partido entre Los Andes vs. Brown de Adrogué. Mientras repiten la jugada una y otra vez, no puedo dejar de imaginarme el rostro radiante del Tano Varlese, mirando desde lo alto los cuerpos derribados de sus oponentes dialécticos, y sintiendo las loas de quienes deseábamos su triunfo!

Por Esepé

 

Mirá el video de lo que hizo Minadevino!

 

Related posts