Luciana Aymar, entre los protagonistas de la Cumbre

En la noche del jueves 21 de septiembre, se realizó el acto de apertura de la II edición de La Cumbre del Deporte – Entrenando Valores. El evento tuvo lugar en el predio del complejo Cepas Sanjuaninas, ubicado en el departamento de Rivadavia.

El acto inaugural comenzó con una performance del ilusionista Juan Ordeix, en la que hizo participar a autoridades, a deportistas y demás personas del público.

Luego el acto adquirió un tono más formal, dado que fue el turno de los discursos y agradecimientos. El primero en subir al escenario fue el gobernador Sergio Uñac, que hizo hincapié en las herramientas y recursos que su gestión viene implementando para apostar al desarrollo del deporte en la provincia.

Por otro lado, el secretario de estado de Deportes, Carlos Javier Mac Allister, también subió al escenario, donde aprovechó para señalar que desde la Casa Rosada se apuesta a federalizar los recursos, para que llegue a todas las provincias por igual.

 

 

Una vez finalizados los discursos formales, llegó el momento de los deportistas que habían sido invitados a la Cumbre, entre ellos se hallaban Luciana Aymar, Rubén Wolkowyski y el ex atleta cubano Javier Sotomayor. Sin embargo, sólo subió al escenario la ex capitana de Las Leonas Luciana Aymar quien, con la moderación del periodista Gonzalo Bonadeo, contó su experiencia como deportista, sobre cómo el sacrificio y la pasión son condiciones ineludibles cuando se practica un deporte y, además, comentó acerca de su paso en competencias nacionales e internacionales.

 

 

 

Luego, sin ánimos de finalizar la Cumbre, fue el turno de la charla motivacional del coach  Luis Galindo, quien fue aplaudido de pie por los espectadores debido a su excelente ponencia, en la que hizo énfasis en «dejarse la piel día a día» y señaló el deporte como la mejor metáfora de voluntad y pasión para la vida.

Finalmente, el cierre musical estuvo a cargo del joven cantante de flamenco Adrián Martín Vega, quien padece hidrocefalia y malformación congénita, dejando como premisa principal de la Cumbre el «Sí, se puede».

 

 

Related posts