Los primeros récords caídos en la piscina

La húngara Katinka Hosszu y el británico Adam Peaty  fueron las primeras estrellas de la natación en brillar en el Estadio Acuático Olímpico de Río 2016 al batir récords en la jornada inaugural de la competencia de natación.

Primero Peaty dejó más que claro que es el gran favorito a ganar la medalla de oro en los 100 metros pecho, al bajar su propia marca en la serie clasificatoria. El joven de 21 años registró un tiempo de 57,55 segundos en la eliminatoria número seis, para ser nueva marca tanto olímpico como mundial. También fue el más rápido en la fase semifinal, con 57s62. Hoy, domingo,  la final comenzará a las 22,53.

En tanto, Hosszu ganó la medalla de oro y rompió el récord mundial en los 400 metros combinados femenino, una prueba que dominó de punta a punta.

La nadadora finalizó con un tiempo de 4 minutos 26,36 segundos, poco más de dos segundos menos que el récord mundial anterior de la china Ye Sshiwen.

La natación es el segundo deporte en conseguir nuevos registros. El viernes, el Campeón Mundial de Tiro con Arco, el coreano Kim Woo-Jin, asombró a sus competidores al imponer el récord mundial y olímpico en la fase de clasificación del torneo olímpico, con 700 unidades de 720 posibles.

 

Related posts