El rugby vuelve a los Juegos tras 92 años y Argentina debuta anhelando una medalla

El rugby retorna a los Juegos Olímpicos, tras casi un siglo de ausencia, esta vez en la modalidad seven, y el seleccionado argentino, Los Pumas 7s , debuta con el anhelo de una medalla en Río 2016 que no está tan lejana en los cálculos.

El Mundial que organiza la entidad madre del juego, la World Rugby, sucesora de la fundacional IRB, es el tercer acontecimiento deportivo que más dinero recauda por derechos de televisión y sponsoreo, detrás del Mundial de fútbol y justamente de los Juegos Olímpicos, y por eso no es casual que el tan ansiado regreso a la cita olímpica se concrete en la modalidad seven y no en el tradicional juego de 15, como sucedió en París 1900, Londres 1908, Amberes 1920 y París 1924.

Y así como en aquellas ocasiones el rugby casi fue un deporte de exhibición (hubo tres participantes en las cuatro ocasiones y en la primera de ellas dos eran clubes), esta vez los 12 países intervinientes concurren con equipos de primera línea.

Argentina integrará el grupo clasificatorio A junto con el principal favorito Fiji, Estados Unidos y Brasil, en la competencia que se llevará a cabo entre el 9 y el 11 de agosto en el Parque Olímpico de Deodoro, tanto en la rama masculina como en la femenina.En esta, el equipo nacional no pudo obtener su clasificación en el Preolímpico realizado en Santa Fe, en 2015, ni el mes pasado en el repechaje desarrollado en Dublín.

Los Pumas 7s, sextos preclasificados, se medirán con Estados Unidos y Fiji el martes 9 de agosto, a las 13 y a las 18,30, hora de Argentina, y con Brasil el jueves 10 a las 13, la mismo jornada que se desarrollarán los cuartos de final, quedando las semifinales y la final para el viernes 11, día de la coronación. Los otros grupos del seven masculino los integran Sudáfrica, Australia, Francia y España en el B y Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Kenia y Japón en el C.

Los dos mejores de cada grupo, más los dos mejores terceros, avanzan a los cuartos de final. Argentina y Fiji se enfrentaron cinco veces esta temporada en el Circuito Mundial 2015-16, siempre con triunfos de los máximos favoritos a la medalla dorada. Fueron palizas 28-0 en Dubai, 43-0 en Cape Town y 31-10 en Wellington, pero en Sydney y Las Vegas los argentinos estuvieron cerca, 14-19 y 12-15, respectivamente. Con Estados Unidos hubo un triunfo por lado, 26-14 para los norteamericanos en Hong Kong y 36-0 para Los Pumas 7s en París.Y ante los dueños de casa los antecedentes cercanos fueron victorias: 19-7 en los Juegos Panamericanos 2015, 35-5 en Vancouver y 28-7 en Londres.

Argentina llega esperanzada a Río 2016 por la buena cosecha en el Circuito, en el que finalizaron quintos. Llegó a una final en Cape Town, cayendo ante Sudáfrica; logró dos cuartos puestos (Singapur y París) y una Copa de Plata (Sydney). También se registraron dos triunfos ante Nueva Zelanda (22-19 en Cape Town y 19-17 en París), más una empate frente a los All Blacks 7 s (14-14 en Londres).

Los 15 jugadores que realizaron la pretemporada en el municipio de Mangaratiba, en el estado de Río de Janeiro, y que ahora se entrenan en el club Olivos son: Santiago Álvarez Fourcade (CASI) Nicolás Bruzzone (Universitario) Sebastián Cancelliere (Hindú), Juan Pablo Estelles (Atlético del Rosario), Rodrigo Etchart (SIC), Bautista Ezcurra (Hindú), Fernando Luna (Córdoba Athletic), Nicolás Menéndez (Lomas Athletic), Axel Muller (Marista), Gastón Revol (La Tablada, capitán), Joaquín Riera (Los Tarcos) Javier Rojas (Albi, Francia), Franco Sábato (Alumni), Germán Schulz (Tala) y Segundo Tuculet (Los Tilos).

A ellos se agregará Matías Moroni, quien integró Los Jaguares hasta el sábado pasado en el Súper Rugby y que cuenta con chances de estar en la lista definitiva de 12 jugadores que se dará a conocer oficialmente el jueves 14 de julio.

El entrenador de Argentina, un histórico del seven como Santiago Gómez Cora, ex récord de tries en el Circuito Mundial de Seven con 230, quebrado hace un mes por el kenyata Collins Injera, se refirió a los rivales del grupo y subrayó que ‘es parejo. Lo bueno es haber jugado contra ellos en el circuito. Contra Fiji la evolución fue positiva, arrancamos la temporada perdiendo por 20 puntos y la última vez nos ganaron por 3, jugando de igual a igual’. ‘Estados Unidos es rival directo, con el cual también jugamos de igual a igual. Y con Brasil jugamos más de dos veces este año, lo conocemos por la región y el circuito’ completó su análisis.

Gómez Cora destacó también la pretemporada que están cumpliendo, en especial el trabajo de 10 días en Río de Janeiro: ‘entrenamos en el mismo clima en donde vamos a competir. Cada día el sacrifico de los jugadores fue enorme, porque fueron muchas horas continuadas de trabajo físico y técnico, más video’.

La seriedad del trabajo encarado y la calidad del plantel, especializado en la destreza del seven, abre una perspectiva favorable en una modalidad que exige una condición física impecable, por la intensidad y la continuidad del juego, y el respeto por cualidades básicas como la posesión, el apoyo y la concentración, potenciadas porque apenas juegan siete en una cancha preparada para 15 y en dos tiempos de 7 minutos.

Related posts