Abril Capdevila: «Sueño con participar en Mundiales y Juegos Olímpicos»

Abril Capdevila es una de las deportistas sanjuaninas que forman parte del Programa de Dakar 2022. Este plan es dirigido por profesionales de distintas áreas, quienes se desempeñan en la Secretaría de Deportes de San Juan. Una de las premisas de aquella acción es potenciar la carrera de los atletas para que –entre otros objetivos- en el corto plazo sean de Alto Rendimiento.

-¿Cómo fueron tus inicios en el deporte?

-Yo empecé con trece años. Por mi padre –que corrió en bici mucho tiempo-, siempre estuve en el ambiente del ciclismo. Desde que tengo memoria, yo recuerdo que toda la familia íbamos a verlo. Al principio no me llamaba la atención porque yo practicaba hockey. Son deportes distintos. A los 13 años empezaba el tiempo de los campeonatos y yo iba a jugar al Palomar. Así que mi papá me ofreció hacer pretemporada con bicicleta de mountain bike. Pero yo no me animaba a meterme en senderos, por eso empecé haciéndolo en ruta. Me gustaba, me distraía, me sentía bien, pero aún no me animaba a practicarlo.

Un día me animé y le dije a mi papá que me gustaba la bici (risas). Que quería probar practicarlo. Y él mi dijo que empiece con senderos. Probé, pero no me gustaba. Yo disfrutaba más hacerlo en las rutas, pero a él no le gustaba del todo por temor a las caídas, automóviles y demás. Pasó un tiempito y me terminó dejando. Y después tocaba convencerla a mi mamá. Mi abuelo decía que tenía condiciones para hacerlo. A mamá primero no la convenció mucho la idea. Ella vio con papá todo lo que es el sufrimiento, caídas, pasó un tiempo y me dijo que si me gustaba que le diera para adelante. Buscamos una bici de ruta, corrí mi primera carrera de ruta y empecé. Toda mi familia se asustaba con mis caídas del principio, pero seguí y les decía que esto me gustaba y me siguen apoyando.

-Coméntanos sobre tu trayectoria deportiva

-Empecé a correr con hombres, fueron unas cinco o seis carreras. Luego mi papá me inscribió en la categoría de damas. En 2018 corrí el Campeonato Argentino de Ruta, fue una de las primeras grandes carreras que disputé y salí cuarta. La experiencia de las demás chicas y la mía se notó, pero me sentí bastante bien. Después fue el turno de los campeonatos infanto-juveniles. Mi papá ya me empezaba a hablar de estrategias y en mi primer nacional lo gané. Había chicas más grandes de edad y de otras provincias. Yo tenía 13 y había colegas de 16 o 17. También quedé primera en el ranking nacional. En mi segundo campeonato nacional ocupé la misma estrategia y quedé segunda (por puntos). De todos modos, seguía adelante en el ranking. Y se veía la temporada de pista en San Juan. Le tenía un poco de miedo porque nunca antes había usado el fijo en la pista. Hubo más golpes y caídas. Me costó, pero eran gajes del oficio. Y también se avecinaba el Campeonato Argentino de Pista en Esperanza, Santa Fe. Me dijeron que lo pensara bien porque era con fijo, iba a ver muchas chicas y debería correr vueltas puntuables. Mi familia no quería que tuviese una caída, me asustara y dejara la bici. No obstante, les dije que sí quería ir, que quería aprender y disfrutar. Mi papá me entrenó a full y llegó la hora de viajar con la delegación. Me acompañaron mi padre y abuelos. La pasé muy lindo. Al momento de correr me plantearon una estrategia. Empecé bien, aunque al principio hubo una caída en la que se cayó casi todo el pelotón. En el segundo sprint la táctica funcionó, estuve cerca de sacarle la vuelta al pelotón, pero bueno, terminé segunda en mi primera Argentino de Pista. Y me traje la de plata. Estaba re emocionada, no lo esperaba. Iba a conocer, disfrutar, aprender y no esperaba tal resultado. Volví re contenta.

Venía iba bien, pero debía empezar a cambiar de estrategias, conocer un poco más, cambié la forma de entrenar y fui conociendo otras cosas. Otro evento que disfruté mucho fueron los Juegos Evita (2018), fue una experiencia muy linda porque compartí todo con todos los demás chicos de San Juan. En 2019 cambié de categoría y en el Campeonato Argentino de Ruta de Viedma –Río Negro- salí tercera.

Después participé del Campeonato Argentino de Pista en San Luis. La pista súper linda, pero en el peralte había diferencias con el de acá. Es como más alto. Y bueno, debí aprender a correr en ese lugar. Participé en la Persecución por Equipos y quedé tercera. La experiencia valió muchísimo, me quedé conforme. Después de eso me ficharon para entrar el Programa de Dakar 2022. Otro logro inesperado, porque se dio muy rápido. Ya mi papá tuvo que dar un paso al costado, eso fue duro, porque debí cambiar de entrenador y todo era mucho más profesional. Luego vinieron los Juegos Evita (2019), ahí sí me pudo preparar mi papá y la cabeza me cambió. Además, fue lindo porque mi familia viajó y estuvo ahí conmigo. Corrí en los 500 metros y terminé tercera. Muy contenta por ese resultado, porque ya sacaba medalla en los Evita. Luego corrí medalla de oro en la otra carrera y todos llorábamos. Toda mi familia estaba ahí conmigo. Ese fue uno de mis mejores triunfos, me marcó muchísimo.

Después corrí en los Binacionales, me sentía muy bien. Obtuve la medalla de plata en las Vueltas Puntuables, en el Scratch no entré y saqué la de bronce en la contrarreloj individual. Desde ahí que me gusta la ‘crono’, quisiera ser especialista en esa carrera. Junto a mi papá la estamos preparando a full.

Y este año corrí el Argentino de Ruta y no pude clasificar. Estaba bien preparada, pero en la carrera la cabeza no me jugó una buena pasada. No salió, pero dejé todo. Y por otro lado también participé de dos concentraciones nacionales con la selección para los Juegos Olímpicos. Lo disfruté mucho. El nivel fue espectacular, todo lo que vivimos fue súper lindo. Este año esperaba tener más carreras y campeonatos, pero por la pandemia no se pudo.

-¿Y qué objetivos tenés por delante en el corto y largo plazo?

-Quiero terminarlo de la mejor manera posible y correr algunas carreras, las más que se puedan. Y para el año que viene espero que se pueden realizar los campeonatos argentinos y quedar seleccionada para los Juegos Sudamericanos Juveniles de Rosario. Sería una experiencia muy linda. Y a largo plazo tenía en mente los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Dakar 2022, pero se pospusieron por la pandemia. Quienes estamos en la selección nacional nos perderemos la posibilidad, lamentablemente. Por otro lado, en un par de años seré de categoría Junior. Quiero aprovechar al máximo la edad, de las experiencias, y poder tener un buen futuro en la bici. Sé que primero están los estudios, pero me gustaría viajar y hacer lo que me gusta. Buscar un equipo profesional, representar a mi país mundialmente y conseguir los mejores resultados que pueda. Sé que el ciclismo es duro, pero si sigo entrenando y le pongo todas las pilas puedo llegar a cumplirlo.

-¿Cuáles son tus sueños en el deporte?

Mi sueño en el deporte es participar de Mundiales y Juegos Olímpicos. Dejar lo mejor que se pueda a la selección de Argentina. También sueño con irme a Europa, correr para un equipo profesional y demostrar todo lo que sé. Con el sólo hecho de participar y estar ahí creo que sería muy bueno.

Related posts