Viviana Chavez, ex maratonista olímpica: “Creé en vos y todo será posible”

Nació el 28 de mayo de 1987 y tiene 32 años. Es oriunda del departamento Valle Fértil, de la localidad de Astica. A los 14 años vendía pan en una bicicleta y le encantaba recorrer las calles de su pueblo. “Venimos de una familia muy humilde y numerosa. Yo estudiaba en el Escuela Normal Sarmiento, a mis papás les hipotecaron la casa en Capital y nos fuimos a vivir a la casa de mis abuelos a Astica. Mi abuelo les cedió un terreno a mis padres y desde ahí comenzaron los sacrificios para tener el sustento económico de cada día”, comenzó diciendo.

Astica y su infancia

En un pueblito pequeño de 700 habitantes, ahí vive actualmente Viviana Chávez. “La mayoría de la familia nos conocemos, es muy especial vivir acá, se generan muchos valores que no se perciben en otro lado. Estoy muy feliz de haberme criado y vivir actualmente acá”, contó Viviana. Recuerda su infancia en las Sierras de Elizondo, donde según dice “no íbamos ni a Mendoza ni a Córdoba en las vacaciones, nos quedábamos acá trabajando y jugando con primos y amigos”.

La atleta sanjuanina vendía pan por el pueblo en una bicicleta, le encantaba pedalear, hacer actividad física y recorrer las calles de ese lugar. De alguna manera eso la fue llevando a tener un gusto especial por el deporte, algo que desarrolló en la Escuela Secundaria Benito Lynch gracias a un profesor de Educación Física. “Un profesor de Astica, Julio Díaz, era muy dedicado y llevaba la profesión en el alma. Él me abrió el camino para que me involucrara en el deporte; empecé a conocer el atletismo y cuando terminé la secundaria me fui a estudiar Profesorado de Educación Física a La Rioja. Tengo los mejores recuerdos de la escuela, éramos 14 compañeros, nos conocíamos y juntábamos todos; acá en Astica se estila hacer eso, es un pueblito de gente sencilla y humilde”, agregó la deportista de elite.

Sus estudios en La Rioja

Viajó a aquella provincia con mucho sacrificio a estudiar el Profesorado de Educación Física, comenzó su carrera universitaria a los 19 años y culminó a los 23. “Practiqué muchos deportes en aquel paso por la facultad, conocí muchos profesores y compañeros muy buenos que me ayudaron mucho. Ahí creo que terminé de descubrir el atletismo, que había empezado a conocer con aquel profesor de la escuela secundaria”, señaló la atleta olímpica.

Comienzos en el deporte de manera profesional

El 25 de mayo de 2010 se realizaba una carrera de 10 kilómetros de Gendarmería y la motivó quedarse en aquel lugar a participar de esa competencia. “Mi familia me apoyó siempre, invertí un año en entrenar y ellos fueron mi sostén. Siempre confiaron en lo que yo quería. En ese momento lo hacía como hobbie, no tenía ninguna aspiración de participar en ninguna carrera importante”, indicó la sanjuanina. Su padre, su madre y sus tres hermanos siempre la apoyaron.

En la primera carrera conoció a Darío Núñez, quien fue su entrenador durante muchos años. Luego empezó a competir en diferentes pruebas a nivel nacional y a tratar de buscar marcas personales que le permitan crecer en el atletismo. “Invertí un año para ponerme en forma física y en lo deportivo, me sorprendieron los resultados. En poco tiempo entré en el podio en algunas competencias. Entrenaba mucho y tenía disciplina”, comentó.

En ese entonces, el apoyo económico empezó a llegar de la mano de la Secretaría de Deportes. “Antes había que rebuscársela en todos los deportes para solventar los gastos. Ahora hay una política deportiva diferente, a través de la Revolución Deportiva el deportista se siente apoyado, motivado, y acompañado. Ha cambiado mucho”, manifestó la maratonista argentina.

Clasificación a los Juegos Olímpicos

Para Viviana su fuerte siempre fueron las carreras en la calle y no en la pista. Siempre tenía buenas marcas, entonces decidió participar de la Maratón de Nike en Buenos Aires. “Viajé con la esperanza de hacer un tiempo de 1 hora 15 minutos. Dije, si logro ese tiempo, me pongo en la cabeza Río de Janeiro 2016. Planifiqué en la cabeza desde ahí llegar a los juegos. Me dije, si sale buenísimo y sino el proceso fue extraordinario”.

Su primera maratón importante, que otorgaba puntos para los Juegos Olímpicos, fue en Buenos Aires. “Fui a buscar la marca olímpica, una locura, y me caí en el kilómetro 36 de 42. Era demasiado, pero no me frustré y en Rotterdam tuve revancha”, agregó la astiqueña.

En abril de 2016 clasificó para la Maratón de Róterdam, obteniendo un tiempo de 2ː38’20” -por abajo de los 2ː39’00”, la marca exigida por la Confederación Argentina de Atletismo (CADA)-, asegurando su participación en la maratón de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Mi papá se enteró en Astica cuando venía bajando de las sierras, nos separaban muchos kilómetros de distancia pero mi corazón estaba en el pueblo. Pienso en mi papá, en mi familia, en el pueblo, fue una hazaña lograr esa clasificación”, expresó con emoción.

Partipación en los Juegos Olímpicos

Fue un 12 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil. Todo un pueblo, toda una provincia y el país seguían la actuación de Viviana. “La participación en los juegos fue regular, mi preparación fue en Marruecos un mes y venía con una lesión en el talón, corrí 3 maratones en 4 meses. Mi marca en Rotterdam fue de 2h 38min 27segundos y logré un tiempo de 3h 03min en Río pero crucé la meta y cumplí el sueño de mi vida deportiva. Ahí me dije puedo volver tranquila a casa”, analizó.

Fuera de lo deportivo, Chávez comentó: “Ingresé y vi las banderas de distintos países. Era muy loco, un sueño, representar a Astica, a Valle Fértil, a San Juan y al país. Además pasar por la Villa Olímpica fue hermoso, te encontrás con grandes deportistas y personas hermosas. Otro momento especial fue la vuelta a Astica, el recibimiento y agradecimiento de la gente. Iba en la camioneta de un amigo y todos me alentaban, la ayuda fue incondicional, no digo desde lo económico, pero si desde lo humano”.

Actualmente, Viviana se dedica a la política en Valle Fértil, donde es concejala y presidenta del Honorable Concejo Deliberante. Está en pareja con el triatleta Fernando Moreno y tiene un hijo, Benicio, de 2 años. “Le gusta correr un montón, con los padres que tiene puede salir atleta”, contó entre risas.

Viviana Chávez sobre Viviana Chávez

“Soy una persona humilde, sensible, de buen corazón, creo que buena madre, hija, compañera de vida. Muy familiera”, manifestó.

La atleta olímpica cerró con una frase: “Creé en vos y todo será posible”.

FUENTE: Secretaría de Deportes

Vos también hacés "La Excusa". Dejá tu comentario.

Related posts